Les escribo desde el Perú, donde acabo de presenciar el triunfo emocionante del equipo de Oceana.

Este carta de Andy Sharpless apareció por primera vez en el blog de Oceana.
Lea la versión original en ingles aquí.

Esta semana, el gobierno peruano cumplió con su compromiso de publicar sus datos nacionales de seguimiento de buques mediante la firma de un Memorando de Entendimiento. El compromiso inicial, que fue el resultado de la colaboración de Oceana con el gobierno peruano para aumentar la transparencia de la pesca comercial en las aguas del Perú, fue anunciado en la Conferencia Oceánica auspiciada por las Naciones Unidas a principios de este año. El Memorando firmado iniciará el proceso para poner a disposición del público los datos del Sistema de Monitoreo de Barcos (VMS) del Perú a través de Global Fishing Watch, primera plataforma que proporciona visión global de la actividad de pesca comercial *. Este compromiso es importante porque Perú, una de las naciones pesqueras más importantes a nivel mundial y hogar de una enorme pesquería de anchoa (históricamente la más grande del mundo), se ha comprometido a hacer su flota pesquera verdaderamente transparente.

Felicitamos al liderazgo de Perú por esta decisión, que no sólo ayudará a que sus propias pesquerías sean aún más abundantes, sino que también marcará el camino para que otras naciones promuevan la transparencia en el mar. Esta victoria es un paso importante tanto para salvar los océanos como para alimentar al mundo.
Este Memorando establece el marco para la cooperación y colaboración entre Global Fishing Watch y el Ministerio de Producción de Perú para brindar transparencia a los océanos del país Perú. Perú se convertirá en el segundo país (después de Indonesia) que incorpora  sus registros VMS a esta plataforma gratuita y disponible públicamente. Esta acción facilitará la identificación, seguimiento y detención de la pesca ilegal en los océanos de Perú y faculta al gobierno para hacer cumplir efectivamente sus leyes.

Creado por Oceana, SkyTruth y Google y lanzado en septiembre de 2016, Global Fishing Watch utiliza datos de radiodifusión pública del Sistema de Identificación Automática (AIS), recopilados por receptores satelitales y terrestres, para mostrar el movimiento de los buques a lo largo del tiempo. Global Fishing Watch utiliza esta información para rastrear el movimiento de los buques y clasificarlo como actividad de “pesca” o “actividad no pesquera”. Si bien el AIS es obligatorio para los buques de mayor tamaño que capturan una cantidad desproporcionadamente grande de pescado, la adición de datos VMS, que es requerido por algunos gobiernos, a la plataforma Global Fishing Watch proporcionará al mundo una visión aún más clara de la actividad pesquera en nuestros océanos. Juntos, los datos AIS y VMS ofrecen la información más precisa y completa, y los datos VMS de Perú agregarán información de unos 1.000 buques a Global Fishing Watch.

Global Fishing Watch es gratis y está disponible para cualquier persona con una conexión a Internet – te animo a que lo pruebes por ti mismo aquí.

Un océano saludable podría proporcionar a más de mil millones de personas una comida nutritiva todos los días, de una manera que sea verdaderamente sostenible. Un océano gestionado responsablemente podría ayudar a alimentar a todas estas personas mientras continúa apoyando la impresionante biodiversidad que hace que nuestros océanos sean tan maravillosos.

Para gestionar nuestros océanos con responsabilidad, debemos saber qué actividad pesquera se está llevando a cabo en el horizonte. Espero que el compromiso de Perú impulse a otros países a dar un paso adelante y aportar sus datos a esta plataforma para fomentar una gestión responsable a nivel mundial. Juntos, podemos salvar los océanos y ayudar a alimentar al mundo.

 

[Image above: Jim Simon (President, Oceana), Roberto Seminario (Ambassador, Peru Ministry of Foreign Affairs), Hector Soldi (Vice Minister of Fisheries and Aquaculture of Peru), Maria Elena Rojas (FAO) and Patricia Majluf (Vice President for Peru, Oceana)–PRODUCE. Imagen publicada por primera vez aquí.